Alertas! Estás preparado?

Lamentablemente la realidad se da con nuestras narices en una manera no deseada, y muchas veces nos sorprende y supera. Las fuertes tormentas del 4 de abril en Buenos Aires así lo demuestran.

Todos tenemos cierto grado de vulnerabilidad ante desastres naturales tales como tormentas severas, inundaciones, tornados, sudestadas, aluviones, terremotos, etc.

Como muchos de estos eventos  pueden ocurrir sin aviso o con poco tiempo para tomar algunas medidas que puedan reducir el daño, planificar y practicar cómo se actuará y dónde uno buscará refugio seguro, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, una cuestión de supervivencia.

Debemos estar preparados para actuar rápidamente.

¿QUÉ SON LAS ALERTAS METEOROLÓGICAS?

Los criterios para emitirlas varían de país en país. En Argentina, el Servicio Meteorológico Nacional emite una Alerta Meteorológica cuando, en base a la información meteorológica observada y pronosticada, determina que las probabilidades de que ocurra un evento meteorológico severo (tal como fuertes tormentas, sudestada,  vientos intensos, etc.)  son tan altas que es necesario que la población esté alerta y tome los recaudos necesarios para minimizar riesgos y daños a bienes y vidas.

En ellas se detalla el área de cobertura (que puede abarcar varias provincias), el fenómeno que la “dispara”, características del mismo y su duración. Generalmente se actualizan cada 6 h o menos, dependiendo de su evolución.

EN ARGENTINA, UNA ALERTA METEOROLÓGICA INDICA QUE ES PROBABLE (NO DA CERTEZA) QUE EL FENÓMENO METEOROLÓGICO QUE LA GENERA OCURRA EN

Pssst! Se dice "Meteorológico", no metereológico!

ALGUNO O VARIOS LUGARES DENTRO DE LA  ZONA INDICADA (ES PARA ESTAR ATENTOS Y MANTENERSE INFORMADOS).

Pero las Alertas Meteorológicas no son el primer aviso que se emite. El SMN, cuando la situación lo determina y a un plazo más largo, emite Preavisos de Alerta cuyos destinatarios son los Organismos de Defensa Civil, municipalidades, etc. para que vayan planificando la contingencia… si la prognosis se confirma con la Alerta, ya han tomado sus previsiones.

EN ARGENTINA, SÓLO LOS AVISOS A CORTO PLAZO IMPLICAN LA CASI ABSOLUTA CERTEZA DE QUE EL FENÓMENO QUE LA MOTIVA VAYA A OCURRIR EN LA ZONA MENCIONADA.

Los Avisos a Corto Plazo (ACP) se generan considerando técnicas de Nowcasting (pronósticos a muy corto plazo) utilizando radares meteorológicos. Se establecieron en 2003 ante fenómenos puntuales en áreas cubiertas por radares meteorológicos…  su duración máxima es de 3 h y no se renuevan. (NdlR: La metodología y características de los ACP las propuse cuando era Jefe de Sensores Remotos del SMN)

¿CÓMO PREPARARSE PARA ACTUAR EN CASO DE ALERTAS?

En pocas líneas, lo podemos resumir así:

1) Preparar un Equipo

2) Elaborar un Plan y preparar a la familia (vale para la oficina, el colegio, un comercio)

3) Actuar en consecuencia y mantenerse informado

1) PREPARAR UN EQUIPO 

Es conveniente, no solo ante eventos meteorológicos sino por cualquier eventualidad, tener un equipo de suministros de emergencia, que incluya artículos tales como alimentos no perecederos, agua, una radio a pilas o a dínamo, pilas y linternas adicionales. El mismo debe disponer de al menos de:

– Botiquín de primeros auxilios
– Una provisión limitada y permanente de alimentos que necesiten poca cocción y ninguna refrigeración para 3 días.
– Radio portátil con sus pilas (Para las noticias y/o alertas y recomendaciones)
– Linterna (a pilas o recargable)
– Anafe o cocina de cámping/emergencias
– Cargado permanentemente el celular, o una batería de repuesto, o limitar el uso simultáneo de los celulares del grupo familiar
– Una provisión lógica de agua segura para beber (se recomiendan 2 litros por persona por día)
– Números telefónicos de emergencias, servicios públicos, etc.
– Una muda de ropa y zapatos por persona, en una bolsa hermética.
– Un juego extra de llaves del auto, dinero en efectivo o tarjetas.
– Artículos o medicamentos especiales para bebés, ancianos o discapacitados.
– Una manta o bolsa de dormir por persona

Realmente puede parecer algo paranoico el prever todo esto, pero la experiencia reciente demuestra que es mejor prevenir…

2) ELABORAR UN PLAN DE EMERGENCIA

Probablemente un desastre natural ocurra con parte de la familia en el domicilio y otra en el trabajo o el colegio. Por eso es importante saber cómo se comunicarán entre sí, cómo volverán a reunirse y qué harán en caso de emergencia:

– Plan familiar de comunicación:

  • Definir dos lugares para reunirse, uno de su casa para una emergencia y un lugar lejos del barrio en caso de que sea imposible regresar a casa.
  • Saber de un pariente o amigo que viva fuera de la zona de riesgo, como tu “contacto familiar” para que todos le llamen si la familia llega a separarse.
  • Hablá con este familiar de lo que harían si se les avisa que tienen que evacuar.
  • Averiguar los planes de emergencia en el trabajo y en el colegio. Si no lo tienen, uno se puede ofrecer como voluntario para hacerlo.

– Determinar el lugar donde buscar refugio (Este puede ser distinto, dependiendo del tipo de Alerta Meteorológica: por Tornado, el sótano; por inundación, el 1° piso)

3) ACTUAR EN CONSECUENCIA (DEPENDIENDO DEL TIPO DE ALERTA) Y MANTENERSE INFORMADO 

ALERTA Por Sudestadas

Antes del evento, si vivís en zonas inundables:
– Tener a mano bolsas de arena, placas de madera terciada, chapa o plástico

Durante el evento:
– Evitar áreas propensas a inundarse
– No cruzar a pie un curso de agua cuya altura sea mayor a tus rodillas
– No circular con el auto, en calles con agua que supere la mitad del diámetro del rodado (te puede arrastrar o impedir que abras la puerta).
– No manipular artículos electrodomésticos en lugares no seguros (con agua)
– No ingerir alimentos frescos que hayan estado en contacto con el agua de la inundación.
– Asegurarse que el agua para consumo no se haya contaminado con la de la inundación.
– Evitar encender fuegos, antorchas, etc… pueden generar incendios.

ALERTA Por Tormentas Severas

Antes del evento:
– Quitar de balcones, terrazas y ventanas, elementos que puedan ser llevados por el viento.
– Cerrar persianas, proteger con trapos o burletes la parte inferior de las puertas para evitar que entre agua.
– Desconectar aparatos con antenas, en caso de importante actividad eléctrica, si no se dispone de filtros adecuados.
– Desconectar de la red los electrodomésticos cuyo uso no sea crítico, al menos hasta que termine el evento.

Durante el evento:
– Buscar refugio seguro: casas o edificios de construcción sólida
– Alejarse de puertas, ventanas y balcones
– Si el viento es muy fuerte, el baño es generalmente, un refugio seguro.
– Evitar permanecer dentro de carpas, casillas, casas rodantes: son los lugares más vulnerables.
– Evitar refugiarse en galpones, gimnasios, o cualquier otra estructura con techos de chapas o amplios.
– Alejarse de silos, barracas, graneros o cualquier otra estructura realizada en chapas.
– En escuelas, edificios públicos, talleres, fábricas, buscar refugio en habitaciones interiores o el pasillo interior.

GENERALMENTE NO HAY ALERTA POR RAYOS, pero en caso de intensa actividad eléctrica, hay que recordar la regla 30/30

Durante el evento:

  • Mantenerse alejado de los árboles aislados o elementos metálicos altos (antenas, mástiles, etc)
  • Salir inmediatamente del agua (piscina, mar, río, lago)
  • Evitar el uso de elementos metálicos como bicicletas, palos de golf, etc.
  • No usar al aire libre teléfonos inalámbricos o celulares
  • Si te sorprende a la intemperie, evitar permanecer en lo alto de colinas. Buscar refugio en depresiones del terreno, zanjas, quebradas… pero tener la precaución de salir de allí cuando comience a llover fuerte
  • Si estás en un auto, es un buen refugio.
  • No usar electrodomésticos, el teléfono solo en caso de emergencias
  • No ducharse, usar las canillas, evitar las tuberías metálicas
  • Alejarse de objetos metálicos (rejas, silos, galpones, molinos)
  • Si sentís un cosquilleo o se te eriza la piel y el cabello se te levanta… PONETE EN CUCLILLAS INMEDIATAMENTE!

UNA VEZ FINALIZADO EL EVENTO O LA ALERTA: 

– Evitar tocar alambrados, rejas, postes de metal (puede causarte una descarga eléctrica)
– Si ves cables rotos o con chispas, o si hay un olor o algo quemándose, apagar la electricidad inmediatamente en la caja principal si no lo hiciste todavía.
– Estar atento a los posibles riesgos en las estructuras, fugas eléctricas o de gas.
– Si sospechás de daños en su hogar, apagá la electricidad, gas natural y propano para evitar incendios, electrocución o explosiones.
– Si inspeccionás tu casa en la noche o esta oscuro, usa linternas antes que velas para evitar el riesgo de incendios/explosiones.
– Si hay olor a gas o sospechás de alguna fuga, cerrá la válvula principal del gas, abrí todas las ventanas y dejá la casa inmediatamente.
– Informá a las compañías de servicios, defensa civil, Bomberos, etc.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.