Bailando con los planetas!

Al amanecer, hay que asomarse a una ventana con vista al Este. La posición dependerá del lugar del planeta donde te encuentres, pero Júpiter y Venus serán los más brillantes!!!

En estos días estamos presenciando un evento astronómico extraordinario:  cuatro de los cinco planetas observables a simple vista, estarán alineándose al amanecer, entre  las 6 y las 7 AM, realizando una “danza” celestial, intercambiando parejas y posiciones.

Sólo necesitamos despertarnos un rato antes y asomarnos a cualquier ventana o lugar con vista hacia el este…

El momento más espectacular de este “Bailando…” se podrá ver el miércoles 11, cuando Venus y Júpiter (los dos astros más brillantes del cielo nocturno, a excepción de la luna) se mostrarán casi fundidos en uno, formando un  “doble lucero” separados por apenas 0.5º (menos del ancho de un dedo), algo que sólo sucede cada dos o tres años.

Con el pulgar, el puño o la mano extendida, podemos medir el cielo. El pulgar extendido tiene un ancho de 2º, mientras que si abrimos la mano, a distancia entre las puntas de los dedos meñique y pulgar es de 25º.

A ellos, se sumará Mercurio, ocupando un área de reducida, menor a los 2 grados en el firmamento (el grosor de tu dedo pulgar con el brazo extendido). Ésta conjunción tan cercana, ocurre un par de veces cada diez años.

Y como la naturaleza siempre nos depara sorpresas agradables, Marte se suma al terceto brillando a unos 6 grados por debajo de ellos. Cuatro planetas agrupados en una porción tan pequeña del cielo (de manera que con tu puño extendido la podrías tapar) es algo que pasa tan sólo unas pocas veces cada siglo.

Éste 11 de mayo es tan sólo el comienzo de esta danza celestial, ya que durante todo mayo, estos planetas irán cambiando  su posición a diario, formando un triángulo casi equilátero el viernes 13 con Mercurio, Venus y Júpiter como vértices. El viernes 20 de mayo, podremos ver otro triángulo, formado por Marte, Venus y Mercurio.

Y para no ser menos, la luna se suma al “Bailando” a fin de mes, casi cerquita de la luna nueva, fase que comienza el 1º de junio: el el 30 de mayo, una delgada Luna en cuarto menguante se unirá a los cuatro planetas, como cierre de este espectáculo que aunque parezca limitado a una porción pequeña de la bóveda celeste (por una cuestión de perspectiva), en realidad está transcurriendo entre 400 mil km (distancia Tierra – Luna) y unos  900 millones de km (distancia Tierra – Júpiter).

Video gentileza de Science@NASA. Colocar subtítulos en español.

Mauricio Norman Saldívar, 10 MAY 2011

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.