Como turco en la neblina…

PERDIDO COMO TURCO EN LA NEBLINA…

En “Tiempo del Tiempo” con frecuencia explicaba el significado de frases con connotaciones meteorológicas, y una a la que no le encontraba la vuelta era a: “como turco en la neblina”.

No hallaba una relación especial entre turco y neblina que hiciera particular esa frase!

En consecuencia hice un llamado a la solidaridad, pidiendo que alguien me explicara el significado, y un buen samaritano (en realidad varios) me lo pasó, y se los transmito entonces a ustedes:

“como turco en la neblina” es una frase es diferente a la original, cuyo significado es radicalmente distinto… su historia comienza en España, donde llaman “turca” a la borrachera.

Allí llamaban vino “turco” o “moro” al vino puro, el vino que no está rebajado con agua o soda, un vino sin “bautizar” (como los turcos o moros). En consecuencia, el tomar vino “turco” (sin rebajar) en exceso derivaba ineludiblemente en una “turca” o borrachera… de allí la primera parte de la expresión: “agarrarse una turca”.

Al llegar los inmigrantes españoles a nuestro país, se produjo la deformación: ¿Quién puede estar más perdido o desorientado que alguien borracho (con una “turca”) y en la niebla (donde no se ve nada)?

El uso popular finalmente fue quien le dio la forma final a la frase: “Perdido como turco en la neblina” que es algo diferente a la frase original pero que igualmente se aplica a aquella persona que está perdida, desorientada… aunque pueda superar un test de alcoholemia…

Mauricio Norman SALDIVAR, 21 de marzo de 2012.-

También te puede interesar...

2 Responses

  1. Silvia Mario dice:

    Te dejo otra interpretación que encontré navegando por internet. Ahora a quién le creés, eh?
    El dicho original es “perdido como tuco en la neblina”. El “tuco” es luciérnaga, voz usada, de preferencia, en el Noroeste argentino. Es decir que, acostumbrado el tuco a brillar en medio de la noche, inmerso en la niebla, perdía su luminosidad por contraste, y su posible orientación. Al difundirse el dicho en el Litoral, y desconocerse la voz “tuco”, se la sustituyó, por su afinidad fonética, con “turco”. La frase así enunciada no tiene mucho sentido alusivo, pero se impuso de este modo en nuestra región rioplatense.  Fuente: Anónimo

  2. Sasiqueen dice:

    Muy interesante y desasnante… La usaré para deslumbrara en alguna conversación de playa jaja gracias !! La explicación de Silvia Mario también suena más que creible…
    !
     

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.