EEUU: 8 desastres de USD 1000 millones cada uno en 2016

Desastres: más de 8 mil millones por daños en en seis meses

desastres

A la mitad de 2016, Estados Unidos ya ha experimentado ocho desastres meteorológicos e hidrometeorológicos con pérdidas superiores a U$S 1.000 millones cada uno. Estos casi triplican el promedio de daños observados estadísticamente en ese período. Las dos inundaciones y seis tormentas severas registradas entre enero y junio, también ocasionaron 30 muertes. Varios de estos eventos afectaron al estado sureño de Texas durante la primavera, dentro de los cuales encontramos varias granizadas intensas sobre ciudades densamente pobladas. El evento de mayor magnitud ha sido la inundación de Houston, el 17 de abril.

Las estadísticas muestran que para encontrar seis meses con desastres más costosos (en daños económicos y en vidas) hay que remontarse al mismo período en 2011, donde con sus 10 eventos, superó a 2016. Además, en 2011 se registraron 16 catástrofes que ocasionaron más de mil millones de dólares en daños cada uno. Por lo general, la media de los daños por desastres asciende a U$S 2.800 millones durante los seis primeros meses del año.

Los desastres desde 1980

En 2015, los Estados Unidos experimentaron 10 desastres hidrometeorológicos con pérdidas superiores a U$S 1.000 millones cada uno. Estos hechos (una sequía, dos inundaciones, cinco tormentas severas, un incendio forestal, y un riguroso invierno) causaron la muerte de 155 personas y devastaron las zonas que afectaron.

Desastres

                                                Eventos de USD 1000 millones, frecuencia por año (1980-2015), vía NOAA

Desde 1980, los Estados Unidos han sufrido 196 catástrofes hidrometeorológicas con pérdidas económicas iguales o superiores a los mil millones de dólares. El costo total de todos estos eventos es superior a U$U 1.1 billones, lo que demuestra el profundo impacto económico que han tenido los desastres en ese país.

Por último, vale destacar que si bien los daños materiales fueron  superiores a la media y al período anterior, los desastres de la primera mitad de 2016 provocaron un número de muertes sensiblemente inferior a la media, no guardando relación con la magnitud del impacto económico. Es de suponer entonces que este resultado es el producto de una adecuada Gestión Integral del Riesgo de Desastres que, por medio de acciones de prevención y mitigación, han tenido una influencia favorable para reducir significativamente el balance final de víctimas mortales.

Fuente: NOAA

 

También te puede interesar...

Deja un comentario