El asesino silencioso

Todos los años en nuestro país,  se producen alrededor de 200 muertes debido a inhalación de monóxido de carbono por ventilación deficiente o desperfectos en las instalaciones o los artefactos.

Esta nueva entrada de aire frío provocará que nos resguardemos en ambientes cerrados, calefaccionados… a veces en forma inapropiada.

Pero hay que tener presente que no sólo la calefacción puede generar éste tipo de intoxicación… Las estadísticas muestran que el 72% de las muertes por inhalación de monóxido de carbono se producen debido al mal funcionamiento de los calefones que se suelen instalar en los baños. Así que éstos consejos deben ser de aplicación en todo el año!

El  Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), elaboró una serie de recomendaciones al respecto:

¿Qué es el monóxido de carbono?

Es un gas muy peligroso producto de la combustión incompleta, originada en el mal estado de las instalaciones, insuficiente ventilación o instalación de artefactos en lugares inadecuados.

¿Por qué es tan peligroso?

Porque es muy tóxico y no es detectable a través de los sentidos: El monóxido de carbono es incoloro, inodoro e insípido.

¿Cómo actúa en el organismo?

El monóxido de carbono, se combina con la sangre a través de los pulmones mucho más fácilmente que el oxígeno. La exposición al monóxido de carbono aún por un período breve, produce daños irreparables: unas pocas partículas alteran el funcionamiento del sistema nervioso y provoca desde cambios de humor y cefaleas permanentes hasta lesiones neurológicas. Una persona expuesta a un ambiente contaminado con apenas 600 partes por millón de monóxido de carbono en tres horas puede fallecer.

Consejos para evitar los accidentes por inhalación de monóxido de carbono

-Haga realizar una revisión periódica a sus artefactos por un gasista matriculado.

-Respete las normas técnicas y reglamentarias de instalación. La instalación irregular de un artefacto puede ocasionar accidentes.

-Permita siempre el ingreso de aire al ambiente desde el exterior, suficiente como para renovarlo: a veces una rendija puede salvarnos la vida.

-Verifique que la llama de los artefactos sea de color azul. Si es de otro color (amarillo o tonalidades anaranjadas o rojas) está funcionando en forma defectuosa. Llame enseguida a un gasista matriculado para que revise el artefacto y la ventilación.

-Es indispensable que las salidas de los gases al exterior estén libres de obstrucciones y colocadas en forma reglamentaria. La mayoría de los casos fatales tienen su origen en conductos defectuosos.

-No coloque calefones y/o calefactores en baños si no son de tiro balanceado.

-Las estadísticas muestran que el 72% de los accidentes fatales se deben a calefones con funcionamiento incorrecto.

-El uso de hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente es sumamente peligroso.

-Si los conductos de evacuación (chimeneas o salidas al exterior) son retirados para trabajos de limpieza o pintura y luego no son correctamente reinstalados, puede ser fatal.

-Cuando compre un artefacto, verifique que tenga adherida la oblea con el sol naciente que dice “Gas” otorgada por un organismo certificador.

-Lea el dorso de su factura, allí encontrará teléfonos útiles para consulta, urgencias o reclamos.

Números de Emergencia

Universal: 911
Bomberos: 100
Policía: 101
Emergencias: 107

Recordemos: Todos los accidentes por inhalación de monóxido de carbono son evitables.

Fuente: www.enargas.gov.ar

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.