El mito de la niebla en Londres

La postal de "Jack el destripador" deambulando en una Londres envuelta en niebla, no representa el clima de esta ciudad.

La niebla que afecta hoy al Gran Buenos Aires ha provocado la repetición de la frase “Buenos Aires parece Londres”, asociando así un ambiente neblinoso y de poca visibilidad, con las relatos de “Jack el destripador” o los de Sir Arthur Connan Doyle y su célebre detective en una tenebrosa Londres.

Pero la niebla en Londres es sólo un mito. Al menos en la actualidad.

Durante muchos años, el proceso de industrialización que destacó a Gran Bretaña como una potencia mundial, generó un alto grado de contaminación, especialmente en el cinturón industrial, la incineración de los residuos hogareños del Gran Londres y la quema de carbón usado para calefaccionar los hogares y poner en marcha usinas, sumados a situaciones meteorológicas particulares (altas presiones, vientos suaves, niebla), acuñaron e hicieron famoso el término SMOG (SMoke-fOG: humo-niebla),  una forma de contaminación ambiental extremadamente dañina.

Numerosos antecedentes de situaciones con visibilidad reducida por SMOG a menos de 100 metros, con un notorio incremento de personas afectadas en los ojos y en las vías respiratorias por esta combinación que en muchos casos resultaba mortal, tuvo su punto máximo en 1952. Entre el 5 y el 9 de diciembre, un denso manto de SMOG cubrió la ciudad, haciendo que muchos se sintieran “como ciegos” ya que en algunos casos la niebla no permitía ver más allá de unos pocos metros (el domingo 7 de diciembre, la visibilidad durante gran parte del día fue de… 30 cm!!!). La situación se vió favorecida por la contaminación generada por la combustión de carbón -que llegado a niveles extremadamente altos- y una situación meteorológica de altas presiones, temperaturas cercanas al 0°C y vientos suaves, que favorecieron la persistencia de la niebla por varios días.

Al disiparse la niebla, el saldo fue terrible: más de 4.000 londinenses habían perdido la vida, afectados por la llamada “Niebla asesina”, aunque un reciente estudio publicado en Environmental Health Perspectives  señala que unas 12.000 personas pudieron ser victimas del episodio de SMOG más violento sufrido por los londinenses.

Este hecho motivo que las autoridades impusieran el “Acta de Aire Limpio” en 1956, reduciendo la quema de carbón y las emisiones contaminantes de la industria. Esas actas fueron renovadas posteriormente en al menos cuatro ocasiones, haciendo de Londres una ciudad con un aire radicalmente distinto al de principios del siglo XX. Hoy lo de la “niebla londinense” es un mito, un lejano -y doloroso- recuerdo.

Niebla como en Londres o...

La cantidad de días con niebla al año en Londres, es de 19 días. En la Ciudad de Buenos Aires, el promedio es de 10 días al año. En Ezeiza… 60 días al año!

Deberíamos entonces decir “Niebla como en Ezeiza!”… no?

 

Mauricio Norman SALDIVAR

21 de mayo de 2012

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.