Ginebra/Doha, 28 nov (DPA) -

Este año será uno de los más calurosos desde el inicio de la medición meteorológica moderna, en 1850, según un estudio presentado hoy por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el marco de la Cumbre de Cambio Climático que la ONU celebra en Doha, Qatar.

La OMM alertó además sobre un deshielo sin precedentes del Océano Ártico.

El cambio climático está ocurriendo ante nuestros ojos y continuará, como resultado de la concentración de gases de efecto invernadero, que aumentó constantemente y volvió a alcanzar nuevos récords”, dijo el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.

Según la organización, lo que va de 2012 se caracterizó por temperaturas elevadas por encima del promedio y por condiciones meteorológicas extremas.

El periodo enero-octubre fue el noveno más caluroso desde 1850. La temperatura global de la tierra y la superficie de los océanos estuvo 0,45 grados Celsius por encima de la media correspondiente a 1961–1990, de 14,2 grados.

Las olas de calor y sequías irrumpieron sobre todo en el hemisferio norte. La primavera (boreal) marcó récords de temperaturas en parte de Europa y Estados Unidos.

Durante la mayor parte del mes de marzo, gran parte de ambos continentes se vio afectada por temperaturas propias del verano. Así, fue el marzo más cálido en Noruega, el segundo para Suiza, el tercero para Austria, Holanda, Reino Unido y Alemania y el cuarto para Dinamarca.

Además, el de este año fue el cuarto verano más caluroso en España, el tercero en Austria, el segundo en Eslovenia y Hungría y el más cálido en Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro y Macedonia. Sin embargo, Dinamarca y Reino Unido vivieron su verano más frío desde 2000 y 1998, respectivamente.

También gran parte de Sudamérica y África experimentaron temperaturas por encima de la media durante el año. En Argentina, el periodo enero-octubre de 2012 fue el más caluroso desde 1961, con una temperatura nacional media 0,77 grados superior al promedio.

Por otro lado, 2012 se vio afectado por una sequía excepcional en el sureste y la parte central del sur de Estados Unidos, así como en el norte de México. Según el Observatorio de Sequías de Estados Unidos, casi dos tercios de los Estados norteamericanos se vieron afectados por sequía moderada o excepcional el 25 de septiembre. En total, la sequía afectó a 164 millones de estadounidenses este año y provocó pérdidas multimillonarias a la agricultura del país.

La sequía también afectó de forma significativa a partes de Europa durante el invierno, primavera y verano (boreal). España, por ejemplo, vivió su mes de marzo más seco desde 1997. Entre enero y marzo, el país ibérico registró su menor nivel de precipitaciones desde 1947 y sufrió el segundo verano más seco en los últimos 60 años.

En la otra cara de la moneda, Argentina, África occidental, la zona del Sahel, Pakistán y el Sur de China se vieron afectadas por inundaciones. El este de Rusia registró además temperaturas frías extremas en invierno, con hasta menos 50 grados Celsius.

La temporada de tormentas en el Atlántico fue además la tercera consecutiva más intensa, con un total de 19 tormentas, 10 de las cuales se transformaron en huracanes, destacando entre ellos el reciente “Sandy”.

El informe de la OMM destaca además que la extensión de hielo en el océano Ártico se situó este año en un nuevo mínimo.

La extensión de hielo del Ártico alcanzó el 16 de septiembre su mínimo anual desde el inicio del registro por satélite. Ese día, la extensión de hielo fue de 3,41 millones de kilómetros cuadrados, un 18 por ciento menos que el récord anterior, registrado en septiembre de 2007.

La extensión del hielo del Ártico alcanzó un nuevo récord mínimo. La alarmante velocidad de su deshielo este año mostró los cambios de gran alcance que se están dando en la biosfera y los océanos”, dijo Jarraud.

La extensión mínima media de 2012 estuvo un 49 por ciento por debajo del promedio registrado en el periodo 1979–2000. Cerca de 11,83 millones de kilómetros cuadrados de hielo ártico se derritieron entre marzo y septiembre de 2012.

Y EN ARGENTINA?

El informe de la OMM indica que  la temperatura media en Argentina, desde enero a octubre de 2012 fue de 16,2 grados Celsius…  0,77 grados más alta que el promedio (que para nuestro país es de 15,5 grados, para el período 1961–1990). Este valor hace que el período enero-octubre de 2012 sea el más caluroso desde 1961… y todavía faltan computar las temperaturas de noviembre y diciembre!

Si bien mucha gente dice que las lluvias que causaron inundaciones en parte de la Provincia de Buenos Aires se deben al fenómeno de “el Niño”, la realidad indica que a  inicios de noviembre éste se aún se encontraba en una fase “neutra” o de “Niño débil”, por lo que justificar esas intensas precipitaciones en ese evento es restarle importancia a la variabilidad del tiempo y del clima… que está dando pruebas (con la mayor frecuencia e intensidad de las precipitaciones y con inviernos más suaves / veranos más largos) sobre un cambio en el tiempo y el clima que conocemos.

Y las consecuencias de esos cambios pueden ser dramáticas si no nos preparamos para enfrentarlas.

 

Mauricio Norman SALDIVAR

29 de noviembre de 2012

Posts relacionados:

  1. 2012: el año sin invierno?
  2. Muertes por rayos en 2012
  3. Una nación completa del Pacífico podría mudarse a Fiji — Hoy Digital
  4. Felices 139 años, SMN!
  5. Felices 140 años!