Morir en una inundación de cerveza, debe ser la forma en que Homero Simpson debe desear dejar su mundo…

Aunque pueda parecer un retorcido suceso producto de la mente de algún escritor de literatura fantástica, esto realmente pasó en la Londres pre-victoriana de principios del siglo XIX.

Un 17 de octubre de 1814, sucedió un desafortunado e insólito incidente relacionado con una bebida tan relacionada a la cultura británica como la cerveza.

Una enorme cuba que contenía más de 600.000 litros de cerveza en fermentación, cedió a la presión y explotó, causando que las otras cubas en el mismo edificio estallaran casi simultáneamente, en una reacción en cadena que liberó casi 1.500.000 litros del preciado líquido que destruyó las paredes de ladrillo de la cervecería Meux’s Brewery Co Ltd, establecida en una zona de tugurios en Tottenham Court Road, in 1764.

Para que tengan una idea del tamaño de los barriles, trasncribo lo que relataba “The Times”, el 1º de abril de 1785:

Se está construyendo un barril en las instalaciones de la cervecería Meux´s & Co Ltd. cuyo tamaño es superior a toda credibilidad, siendo diseñado para soportar 20.000 barriles de cerveza. El gasto total de la obra será de más de £ 10.000”

Terrible accidente” titula The Times, al referirse a este extraño hecho

Según relatos de la época, la explosión generó la liberación repentina de esa increíble cantidad de cerveza, generando una ola masiva que causó un impacto desastroso. Varios hombres y mujeres fueron envueltos por la ola, que los arrojó con fuerza contra las paredes a unos, derrumbando paredes y enterrando bajo escombros a otros.

La gran ola de cerveza destruyó completamente dos casas. Muchas familias en la zona vivían en los sótanos o subsuelos delas edificaciones cercanas, que fueron rápidamente inundadas. 8 personas murieron ahogadas en cerveza, y uno solo murió envenenado por el alcohol. Todos pobres.

Luego de la inundación, los sobrevivientes trataron de recoger toda la cerveza que pudiesen, haciéndolo en baldes, macetas, latas y ollas. Muchos la bebían directamente del sucio suelo, con sus manos ahuecadas.

Varias semanas después de éste evento, el hedor de la cerveza seguía con fuerza en la zona.

Los responsables de la cervezería fueron llevados a la corte, pero el desastre fue declarado un “Acto de Dios”por el jurado y el Juez, y las muertes “accidente”. En consecuencia, no hubo responsables

La compañía encontró dificultades para hacer frente a las consecuencias financieras de la catástrofe: además de las pérdidas significativa de las ventas, ya se habían pagado impuestos sobre la cerveza derramada. Pudieron solucionar sus inconvenientes financieros y finalmente en 1922, la cervecería fue demolida, aunque la firma continuó operando hasta 1961.

Curiosidad sobre la cerveza:

Los historiadores indican que es muy probable que el pan y la cerveza fuesen descubiertos en forma simultánea; ya que sólo varían las proporciones de sus componentes para obtener uno u otro:  si se ponía más harina que agua y se dejaba fermentar, se obtenía pan; si se ponía más agua que harina y se dejaba fermentar, se conseguía cerveza.

En la antiguedad, muchas cervezas se hicieron remojando panes fermentados, cocinando en agua y luego dejando fermentar la mezcla.

La cerveza así obtenida se chupaba con cañas para evitar los grumos del pan.  De allí que en muchos lugares (Alemania, la República Checa) se la denomine hoy “pan líquido”.

Y hablando de Checos, un colega de esa nacionalidad me contó que se puede tomar hasta tres litros de cerveza sin que se le mueva un pelo… Los checos toman unos 160 litros al año, siendo el país más bebedor de cerveza del mundo

Mauricio Saldívar, 16 NOV 2010

No hay posts relacionados.