Un llamado de atención…

LAS CONCENTRACIONES DE CO2 ALCANZARON LAS 400 PARTES POR MILLÓN EN TODO EL HEMISFERIO NORTE

Ginebra, 26 de mayo de 2014 (WMO) – Por primera vez en la historia del hombre, las concentraciones mensuales de dióxido de carbono(CO2) en la atmósfera alcanzaron las 400 partes por millón (ppm) en abril en el Hemisferio Norte. Este umbral (400 ppm) es simbólico y tiene un significado científico que refuerza la evidencia que la quema de combustibles fósiles y otras actividades humanas son responsables del continuo incremento de los gases de efecto invernadero, contribuyendo así al calentamiento de nuestro planeta.

Todas las estaciones de monitoreo en el Hemisferio Norte (HN) que conforman la Red de Vigilancia Atmosférica Global (VAG) de la World Meteorological Organization (WMO), han reportado concentraciones récord de CO2 atmosférico durante el máximo estacional. Esto ocurre más temprano en el HN, antes que la vegetación crezca y comience a absorber CO2.

 

Mediciones preliminares de CO2 en las estaciones de la Vigilancia Atmpsférica Global (GAW) entre marzo y abril 2014

Mientras que los valores máximos de la primavera en el hemisferio norte ya han cruzado el nivel de 400 ppm, se estima que la concentración media anual global de CO2 puede cruzar ese umbral en 2015 o 2016.

“Esto debería servir como otro llamado de atención sobre el constante aumento del nivel de los gases de efecto invernadero que están  provocando el cambio climático. Si queremos preservar nuestro planeta para futuras generaciones, necesitamos acciones urgentes para disminuir las emisiones de esos gases que atrapan el calor” dijo el Secretario General de la WMO, Michel Jarraud. “El tiempo se nos acaba.”

El CO2 permanece en la atmósfera por cientos de año. Su plazo de vida es mayor aún en los océanos. Es el gas simple de efecto invernadero más importante emitido por las actividades del hombre. El CO2 fue responsable del 85% del incremento del forzamiento radiativo – el efecto de calentamiento en nuestro clima – durante la década 2002-2012.

Hay un consenso científico cercano al 97% en que el actual período de calentamiento global tiene su origen en la actividad humana (emisión de gases de efecto invernadero)

Entre 1990 y 2013 hubo un 34% de aumento en el forzamiento radiativo a causa de los gases de efecto invernadero, según los últimos estudios de la U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

Conforme señala la WMO’s en su Boletín de Gases de Efecto Invernadero, la cantodad de CO2 en la atmósfera alcanzó 393.1 ppm en 2012, o 141% del nivel de 278 ppm de la era pre-industrial. La cantidad de CO2 en la atmósfera se ha incrementado en promedio, 2 ppm por año en los últimos 10 años.

Desde 2012, todas las estaciones de monitoreo en el Ártico han establecido récords de concentraciones medias mensuales de CO2 en primavera, cerca de 400 ppm, según loos datos recibidos de las estaciones de la VAG en Canadá, los Estados Unidos, Noruega y Finlandia.

Esta tendencia ahora se ha observado en las estaciones ubicadas en latitudes bajas (cerca del ecuador).

Las estaciones de la red VAG de la WMO en Cabo Verde, Alemania, Irlanda, Japón, España (Tenerife) y Suiza, todas reportaron concentraciones medias por encima de 400 ppm en marzo y abril.

Curva de Keeling - Concentración del CO2 Atmosférico entre 1958 y la actualidad. Medición contínua realizada en el observatorio Mauna Loa, de NOAA. Gentileza Climate Central

 

En abril, la concentración media mensual de dióxido de carbono fue de 401.3 ppm en el observatorio de Mauna Loa, Hawaii, según informó NOAA. En 2013 el umbral de 400 ppm fue sólo superado durante dos días.  Mauna Loa es el observatorio de medición continua de CO2 más antiguo del mundo (desde 1958) y es considerado el punto de comparación en la red de Vigilancia Atmosférica Global (VAG).

El HN tiene más fuentes de emisión de CO2 de origen humano que el Hemisferio Sur. La biósfera también controla el ciclo estacional. El mínimo estacional de CO2 se da en verano, cuando la absorción sustancial por las plantas se lleva a cabo. El pico de invierno-primavera se debe a la falta de absorción de la biosfera, y el aumento de las fuentes relacionadas con la descomposición de la materia orgánica, así como las emisiones antropogénicas. Por tanto, el ciclo estacional más pronunciado se encuentra en el extremo norte.

La Vigilancia Atmosférica Global de la WMO coordina las observaciones de CO2 y otros gases de efecto invernadero como el metano y los óxidos de nitrógeno presentes en la atmósfera para asegurar que las mediciones en todo el planeta sean estandarizadas y se puedan comparar entre sí. La red abarca a más de 50 países  incluyendo estaciones en los Alpes, los Andes y los Himalayas, también en la Antártida, el Ártico y el Pacífico Sur lejano. Todas las estaciones están ubicadas en lugares no contaminados, aunque algunas están más influenciados por fuentes antropogénicas  (vinculados a las actividades humanas) y de la biosfera que otros.

Las concentraciones medias mensuales son calculadas en la base de mediciones continuas. Hay unas 130 estaciones que miden el CO2 en todo el mundo.

En Ushuaia, hay una estación que integra la red VAG de la WMO.

Estación VAG Ushuaia

 

Fuente: Organización Meteorológica Mundial

Traducción: MNS

También te puede interesar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.